Los mejores candidatos para someterse a una liposucción son pacientes no obesos que presenten acúmulos grasos en determinadas zonas. La grasa se almacena en diferentes áreas del organismo en función de condicionantes hormonales que pueden hacer que, aunque se adelgace, no desaparezcan. La adaptación de la piel a su menor volumen posteriormente a la intervención es muy importante, dependiendo de factores innatos al paciente como la elasticidad de la piel y viéndose influidos por los cuidados postoperatorios y el uso de una faja de presoterapia durante el primer mes.

Las zonas que con más frecuencia se tratan son las caderas y muslos así como el abdomen, a veces se utiliza la liposucción como complemento a otras técnicas quirúrgicas.

La intervención consiste en la aspiración, mediante unas cánulas y a través de pequeñas incisiones realizadas en zonas estratégicas, de los acúmulos grasos. En función de las características de cada paciente se utiliza una técnica anestésica u otra para conseguir la máxima seguridad y confort durante el procedimiento. 

 La duración de la operación suele ser de alrededor de hora y media, pudiendo permanecer una noche ingresado. Antes de abandonar el quirófano se coloca una faja que deberá llevarse durante varias semanas y que ayudará a la retracción de la piel de manera uniforme. Los hematomas son habituales en el postoperatorio.

El resultado definitivo tarda un tiempo en hacerse patente, al precisar un periodo variable para que desaparezca la inflamación. La ventaja de eliminar esos acúmulos grasos es que en la edad adulta las células grasas (adipocitos) no se reproducen por lo que, en caso de engordar, este incremento sería de manera más uniforme. De todas maneras, muchas veces el haberse sometido a la intervención sirve de acicate para emprender una vida más ordenada en cuanto a la alimentación y al ejercicio físico, lo que transforma en permanentes e incluso mejores los resultados.

Es importante recalcar que, al igual que el resto de procedimientos descritos, se trata de una intervención quirúrgica que debe realizarse en las mismas condiciones que cualquier otra.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted