La intervención  así denominada está diseñada para corregir el exceso de piel en los párpados así como las bolsas grasas en los mismos que dan al  paciente  un aspecto cansado, es importante reseñar que esta intervención no mejorará las cejas caídas ni las finas arrugas denominadas patas de gallo. En  caso  de presentar alguna enfermedad que afecte a los ojos o a los párpados deberá consultarlo previamente a la intervención.

La intervención suele durar entre una y dos horas y se realiza generalmente con anestesia local  pudiendo añadir una suave sedación. A veces, si es asociada a otra cirugía puede realizarse bajo anestesia general.

Normalmente, se hace incisiones siguiendo las líneas naturales de los párpados, dentro de los pliegues de los párpados superiores y justo debajo de las pestañas de los párpados inferiores. Se elimina la grasa que sobra y recortando la piel y el músculo en exceso. Las incisiones se cierran con suturas muy finas.

Habitualmente cicatriza sin problemas, y se van atenuando a medida que pasan los meses, ya que los párpados están considerados como la zona del cuerpo con mejor cicatrización. Es importante seguir las indicaciones del cirujano  durante el postoperatorio que incluyen el uso de determinados medicamentos, permanecer en reposo relativo y descansar con la cabeza ligeramente elevada y aplicar frío local para disminuir los hematomas y la inflamación.

Es normal que, pese a todo, en el postoperatorio aparezcan hematomas y se inflamen moderadamente los párpados. Durante este período también suele haber cierta intolerancia a la luz, lagrimeo y, en ocasiones, una pasajera dificultad para acomodar la vista.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted